¿Sabes si tu perro te escucha?

Perrito tratando de escuchar bien

Después del olfato, el oído es el segundo sentido más desarrollado en el perro. Posee una capacidad auditiva y de orientación muy amplia y apta para buscar o rastrear. Esta agudeza les permite obtener una percepción casi exacta del sonido que escuchan, incluyendo datos de dirección y distancia sin importar que la fuente que lo origina esté lejos o sean sonidos muy suaves. El oído canino es sensible a las altas frecuencias.

Su capacidad alcanza los 60.000 Hz comparado con nuestra capacidad de 20.000 Hz.

Si has notado que tu perrito últimamente no obedece a tus órdenes, posiblemente tiene problemas para escucharte, y es que la sordera también es un problema que afecta a nuestras mascotas.

La sordera en nuestros pequeños puede ser congénita, o puede producirse por infecciones o traumatismos. La edad también es un factor importante; a medida que envejece, nuestra mascota puede ir perdiendo el sentido de la audición.

Veterinario revisando a perrito

¿Qué causa la sordera?

Algún tipo de daño al nervio auditivo (éste es el responsable del equilibrio y la función auditiva)

  • Desgaste del nervio auditivo (común en perros grandes).

  • Malformación de la estructura del oí­do y el nervio auditivo (en cachorros).

  • Inflamación o infección (pueden causar daños irreversibles en el conducto auditivo).

  • El moquillo deja secuelas, y una de las partes más afectadas es el oí­do.

  • Tumores en el conducto auditivo o cerebral.

  • Cáncer en el conducto auditivo.

  • Fallas en el nervio auditivo (este es el responsable del equilibrio y la función auditiva).

Limpiando las orejitas de un perro

¡Aguas con los medicamentos!

El mal uso de medicamentos o los efectos secundarios de estos pueden causar daños irreversibles afectando el oído del perro. Algunos de ellos son:

  • Antibióticos

  • Antisépticos directos

  • Quimioterapia

  • Medicamentos para limpieza del oído

  • Productos tóxicos en el ambiente que puedan entrar en la cavidad auditiva

Otros factores de riesgo

La sordera también puede ser provocada por:

  • Sonidos extremadamente fuertes, por sensibilidad auditiva

  • Algún golpe fuerte en la cabeza que pudo haber dañado el conducto auditivo.

  • Genética o razas predispuestas a la sordera, como: Bull Terrier, Dálmata, Gran Danés y Pit Bull. En perros de color blanco y/o con un ojo claro, podemos observar sordera en uno o dos oí­dos.

 

¿Tienes un perro sordo? No creas que por ser sordo debemos tratarle como si no fuese un perro. ¡Solo es sordo! Enséñale a que acuda a la llamada y harás que tenga más libertad en su vida, que sea más feliz y que disfrute más de ti y de su entorno.

 

¿Tu perro te escucha?

La mayoría de las veces los problemas de audición en perros pueden pasar desapercibidos. A menos que la falta de audición sea absoluta, será difícil que te des cuenta de la situación. Algo que puedes hacer en casa para saber si tu perro presenta problemas de audición, es una prueba de atención.

Sin que tu perrito esté mirando, puedes provocar un ruido. Trata de que sea un sonido que solo pueda percibir con sus oídos; nada que provoque movimiento del aire o vibraciones. Sonar las llaves o subir el volumen de la radio o la televisión serviría… Si no reacciona, debes ponerte en alerta.

También puedes esperar a que esté dormido y comenzar a llamarlo en voz baja, para ir poco a poco subiendo el volumen de la voz. Si tiene algún grado de pérdida de audición responderá en algún nivel de volumen; si no responde, debes sospechar que puede estar sordo.

En casa puedes comprobar las sospechas de que tu perro está perdiendo audición. Sin embargo, es el veterinario quien tendrá las herramientas para diagnosticarlo.

Conoce los síntomas de la sordera

  • Baja o ninguna respuesta a sonidos cotidianos

  • Baja o ninguna respuesta a los sonidos de pelotas o juguetes

  • Baja o ninguna respuesta al llamado por su nombre

  • No despertarse cuando hay algún sonido muy fuerte

  • Aparente desobediencia (no hace caso porque ya no escucha bien)

La sordera en los cachorritos

Los cachorros sordos tienden a morder de forma excesiva cuando se divierten, puesto que no oyen los lamentos de sus compañeros de juegos. Existe otra señal de alarma a la que atender en las crías que, se sospecha, sean insensibles al ruido: el perrito no se despierta para comer con los gritos de sus hermanos, y necesita ser empujado por la madre u otro cachorro para despertar.

Un perrito normal

Cabe destacar que un perrito con sordera ya sea parcial o total es una mascota normal. No debes preocuparte por eso, pues tu compañero será igualmente alegre, juguetón, cariñoso y leal.

Entonces, si vas a adoptar un pequeño que ha sido diagnosticado con sordera, su crianza no va a ser diferente de la de otros cachorros. Simplemente no escuchará.

¡Importante!

Si sospechas que tu perrito tiene problemas de audición, no dudes en llevarlo al veterinario, él sabrá qué hacer.